29 junio 2012

PROFESOR LAZHAR (2011). Philippe Falardeau. Drama. Jóvenes. ****

0 comentarios
Candidata al Oscar a la película en lengua no inglesa, ganadora del premio al guión en Valladolid, mejor película canadiense en Toronto. Una maravilla. Soberbia película canadiense ambientada en una escuela de enseñanza secundaria de Mon­treal. Un trágico suceso conmociona a alum­nos y profesores. Y Bashir Lazhar, un pro­fesor argelino de 55 años que vive en Ca­nadá por motivos que desconocemos, se ofre­ce a cubrir la baja de la profesora falleci­da. La directora del centro no está muy con­vencida, pero acepta a Lazhar, que encuen­tra a los niños en situación de absoluto desconcierto, unos pequeños que reaccio­nan de muy diversa manera ante la trage­dia y afrontan el día a día como buenamen­te pueden. Fila Siete. (5/5)

La cinta aborda de forma entrelazada dos grandes cuestiones: la crítica a un sistema educativo que sólo instruye y no educa; y la experiencia del duelo y sus implicaciones. Por un lado, Lazhar llega a un ambiente cultural y pedagógico en el que los niños son falsamente protegidos de la realidad. Así, Lazhar descubre que no puede hablar con ellos de lo que realmente les preocupa, que no puede ni siquiera tocarles y que tampoco debe intentar elevar demasiado su nivel cultural. Lazhar va a tratar de obedecer las normas, pero cada vez le va a ser más difícil ser políticamente correcto. J. O. Pantalla Grande. (7,5/10)


Magnífica película escrita y dirigida por el canadiense Philippe Falardeau, que adapta una obra de teatro de Evelyne de la Chenelière. Ha sido nominada al Oscar a la mejor película extranjera, y tiene la mayoría de las cualidades exigibles a un gran film: una historia interesante, conflictos, apasionantes temas de fondo, y personajes bien definidos. Todo presentado con un tono sobrio, una paleta de colores apagados –gran parte de la narración transcurre en invierno–, y una partitura musical perfecta para acentuar el “mood” entre triste y esperanzado que preside el film. DeCine21 (8/10)

22 junio 2012

LAS NIEVES DEL KILIMANJARO (2011). Robert Guédiguian. Drama. Jóvenes. Estrenos. ***

0 comentarios
La crisis económica obliga al sindicato de tra­bajadores de un astillero del puerto de Mar­sella a despedir a un grupo para evitar el cierre. En el sorteo son elegidos un repre­sentante del sindicato y un joven trabaja­dor. Después de una breve incursión en el ci­ne histórico el vetera­no realizador francés ha vuelto a Marsella (epicentro de casi todas sus películas) y a su retrato cos­tumbrista y social. La cinta consiguió la Es­piga de Oro en la pasada edición de la Se­min­ci de Valladolid, una larga ovación del pú­blico y el aplau­so de la crítica: las tres co­sas merecidas. Una conmovedora oda a la solidaridad humana. Fila Siete. (4/5)

Premio Lux de cine del Parlamento Europeo, “Las nieves del Kilimanjaro” confirma la alta calidad de Robert Guédiguian, ya mostrada en películas como “Marius y Jeanette” o “Mi padre es ingeniero”. En esta deliciosa fábula tragicómica, se inspira en el poema “La gente pobre”, de Víctor Hugo; en el “Discurso a la juventud” (Albi, 1903), de Jean Jaurès, y en la popular canción de Pascal Danel. Y, a partir de ellos, exalta de nuevo la familia, la amistad, el compromiso social y la reconciliación frente a la creciente falta de conciencia e ideales de la sociedad actual. Todo ello, magníficamente interpretado. J. J. M. (Pantalla Grande). (8,5/10)


Guédiguian acierta al retratar las consecuencias de la crisis económica. Como es habitual, filma en su Marsella natal, y le da los dos personajes principales a sus dos actores habituales, Jean-Pierre Darroussin y Ariane Ascaride, esposa del realizador. Sin embargo, la película no suena a ya vista, sino que tiene cierta frescura, y mezcla muy bien comedia y drama. Aunque tiene tono de fábula, resulta lo suficientemente realista, y confronta diferentes actitudes ante los problemas. Además, todas las piezas confluyen en un desenlace emotivo, que apuesta por la reconciliación, la comprensión y la confianza en el futuro. DeCine21. (6/10)

15 junio 2012

KISEKI (2011). Hirokazu Koreeda. Drama. Jóvenes. Estreno. ****

0 comentarios
El peligro que tiene un director como Kore-eda es que te mal acostumbra. Ki­se­ki (Milagro) es otra maravilla, esta vez sobre la infancia, las ilusiones, la amistad sin con­diciones. Después de Nadie sabe, Still walking y Air doll, el director nipón ha­ce un retrato entrañable de dos hermanos que buscan el milagro de ver unidos a sus pa­dres que se acaban de separar. Kiseki es una película de ésas que te de­jan sin aliento, que tiene un humor univer­sal, elegante, ingenioso. Ese cine que te hace mejor persona, que te presenta la vi­da como esa fuerza arrolladora de bondad... Y eso es muy difícil. Fila Siete. (4/5)

Hirokazu Kore-eda confirma su talento en esta película, galardonada con los premios al mejor guión y Signis en el Festival de San Sebastián 2011. Se trata de una tragicomedia sencilla y encantadora, narrada desde la inocente perspectiva de los niños protagonistas, pero que afronta con hondura las trágicas consecuencias del divorcio, sobre todo en los hijos, pero también en los cónyuges y abuelos. De todas formas, domina un tono divertido y optimista, que hace que las imaginativas andanzas de los chavales resulten muy entrañables, aunque alarga demasiado la trama... J. J. M. (Pantalla Grande). (7,5/10)


Sorprende la habilidad del director nipón para trabar una historia profundamente emocionante con unos elementos tan sencillos. Sabe pintar a la perfección personajes de tres generaciones, abuelos, padres e hijos, con sus virtudes y defectos, de un modo muy creíble. Destaca el desparpajo de los hermanos, uno más maduro e introspectivo, el otro hiperactivo y aparentemente despreocupado, pero al que también afecta la ruptura familiar. No podemos dejar de citar el emocionante momento en que un matrimonio de ancianos acoge a toda la pandilla de niños, una escena verdaderamente genial. DeCine21. (8/10)

08 junio 2012

SOUL SURFER (2011). Sean McNamara. Drama deportivo Jóvenes. ***

0 comentarios
Bethany Hamilton nació para estar en el agua, eso le dijeron y eso creyó toda la vida. Hawaiana e hija de surferos, apenas levantaba un palmo cuando se subió por primera vez a una tabla de surf. A los 13 años se disponía a competir por el título nacional, pero antes de poder hacerlo un tiburón le arrebató un brazo. Estuvo a punto de morir, pero poco después volvía a cabalgar las olas a bordo de una tabla. La historia emocionó y conquistó al público. Sean McNamara dramatiza estos hechos. Una película de superación personal y deportiva, un género predilecto del cine norteamericano. Fila Siete. (5/10).

La película es narrativamente convencional, muy clásica, y funciona correctamente, sin abusos melodramáticos, y sin recreaciones “gore”, ni siquiera en el ataque del tiburón. Nos brinda unas magníficas escenas de surf dignas del National Geographic. La cinta recrea esta historia de fe y superación. Tiene un tono muy comercial, y es muy americana, sin embargo tiene un aire de autenticidad y frescura que la hace amable, creíble y entrañable. El retrato que hace de la familia es muy positivo, una familia unida en la fe, leal y respetuosa con la libertad de sus miembros. J. O. Pantalla Grande. (7/10)


Sean McNamara tenía todas las papeletas para rodar un film convencional y plano, pues recoge todos los clichés del género de superación personal y triunfo ante la adversidad. Sin embargo, ha logrado una de esas películas con cierto encanto, por diversos detalles como por ejemplo que describe una sana relación entre la familia Hamilton, quizás un tanto utópica, pero bastante creíble. Se trata también el valor de la fe de la protagonista como apoyo fundamental a la hora de enfrentarse a la desgracia y seguir adelante. Acierta McNamara al narrar con elegancia y contención la parte más escabrosa. DeCine21.

01 junio 2012

EL BOLA (2000). Achero Mañas. Drama. Jóvenes.

0 comentarios
El Bola es un chico de 12 años que sufre los maltratos de su frustrado padre. Encuentra una salida cuando conoce a la familia de su compañero Alfredo, que le da el afecto que la suya propia le niega. Achero deja cabos sueltos y su lejanía de la verdad cristiana le hace incapaz de iluminar hasta el fondo esa cruel realidad que retrata, pero su apuesta por un modelo familiar basado en el amor, la libertad y la responsabilidad, su tratamiento de la amistad, su denuncia de la hipocresía y sus esfuerzos por no caer en los tópicos hacen de El Bola una de la propuestas mejores de la temporada. Alfa y Omega.

Achero Mañas ha conseguido con su primer film impresionar al gran público mediante dos sólidos pilares: un guión firme e inteligente de un gran tirón comercial, y la interpretación de un elenco de actores que bordan su actuación. Construye unos personajes trazados con precisión, sobre todo a los que dan vida Juan José Ballesta y Pablo Galán, dos promesas del cine español, que estremecen con unas magníficas interpretaciones. Una película en tono ascendente, en la que el maltrato se oculta detrás de una puerta, y las bofetadas sutiles hacen elevar el lento transcurrir de la trama. Lágrimas, dolor y drama. Fila Siete.


La película aborda con contenida crudeza el mundo de la soledad infantil. El espectador presencia atónito los estragos que produce un padre violento en el equilibrio emocional y personal de un niño. Juan José Ballesta, que da vida al protagonista, sorprende con una variedad de registros insólita para un chaval de su edad; su premio de la Academia española como Mejor Actor revelación está más que justificado. Un guión preciso y un reparto magníficamente dirigido completan una película sincera y atrevida que supone un golpe moral a la conciencia y sensibilidad de las personas. DeCine21.

25 mayo 2012

EL CAMINO A CASA (1999). Zhang Yimou. Drama. Jóvenes. DVD.

0 comentarios
Luo Yusheng es un hombre de negocios que regresa a su casa, en el norte de China, para asistir al funeral de su padre, el maestro del pueblo. La obsesión de su anciana madre sobre la escrupulosa observación de los ritos fúnebres le resulta inexplicable, pero acaba comprendiendo que el respeto a las milenarias tradiciones es vital tanto para su madre como para los habitantes del pueblo. El camino a casa es una oda al amor mostrado en mil detalles pequeños, de esos que nunca se descubren, o qué sólo descubre quién tiene que hacerlo. Cinemanet.

Conmovedora y hermosísima película del director chino Zhang Yimou (Ju Dou, Vivir, La linterna roja). Con una asombrosa sensibilidad, nos cuenta el amor mutuo entre un hombre y una mujer, que podía ser el de nuestros padres o el de cada uno con su esposo o esposa. Está rodada en blanco y negro en los tramos de presente, y en maravilloso color en los flash-back. Apoyada por una bella partitura y grandes interpretaciones, el film ganó el Oso de Plata en Berlín. DeCine21.


Es un estilo de cine atravesado de una sensibilidad tan oriental que nos sirve de contrapunto para la invasión efectista, huera y engañosa que tan a menudo nos llega de Hollywood. En El camino a casa (cinta llena de romanticismo, premiada en el Festival de Berlín), Yimou describe la dinámica del amor, basada en el descubrimiento de signos que van dilatando la fascinación por el otro. Alfa y Omega.

18 mayo 2012

PREFIERO EL PARAÍSO (2010). Giacomo Campiotti. Drama. Todos-Jóvenes. Estreno. ***

0 comentarios
Siglo XVI. El jesuita Felipe Neri llega a Roma con la intención de conseguir una ansiada plaza de misionero para viajar a evangelizar las Indias. Mientras espera su permiso, topa con un grupo de niños huérfanos que se dedican a mendigar y robar en las calles de la ciudad italiana. El humilde sacerdote, que no duda un instante en ayudar a los pequeños, descubrirá entonces dónde se encuentra su verdadera vocación. Cine religioso pero muy terrenal que desprende amor y buenas intenciones por los cuatro costados, y que, pese a sus inevitables tics televisivos, deja un muy buen sabor de boca. TacOnline. (3/5)
Este biopic sobre la vida de San Felipe Neri se emitió por la RAI y la vieron en su estreno televisivo casi siete millones de espectadores en Italia, con un “share” del 25,6%. Está construida como un gran largometraje en el que las tramas se van enlazando sin solución de continuidad. Por eso, la versión cinematográfica que ahora se estrena, aunque supone un remontaje en aras de una mayor brevedad, no afecta ni a la comprensión de la historia, ni a la dosificación de la emoción y la intriga. No es la primera vez que un proyecto se concibe para cine y televisión, con dos duraciones diversas. J.O.  (Pantalla Grande). (8/10)
El guión capta bien la esencia del protagonista, un hombre optimista, que insistía en que se sirviera a Dios con alegría, y también ingenioso, capaz de hilvanar respuestas rápidas, como en la conocida anécdota de donde sale el título, cuando el Papa le ofreció convertirle en cardenal, y él le replicó "prefiero el paraíso". O cuando le pedía a los niños "Sed buenos... si podéis" –no en vano ha quedado como patrón de los educadores y de los humoristas–. Su tono amable, tan positivo como el personaje retratado, va contracorriente en relación con lo que es habitual en las producciones modernas. DeCine21. (3/5)