10 enero 2012

POPIELUSZKO un testimonio para no olvidar

POPIELUSZKO, dirigida por Rafal Wieczynski, fue el proyecto cinematográfico de mayor envergadura de 2009 en Polonia. Es la historia de un hombre que pasó de ser un chico de campo a convertirse en el guía espiritual de una nación entera, y en el símbolo de la lucha por la verdad y la auténtica libertad.
La película cuenta la vida del Padre Jerzy Popiełuszko, quien descubre su vocación poco después de realizar el servicio militar. Años después, en los díficiles tiempos de la denominada "ley marcial", su fama empieza a conocerse por todos los rincones del país. Pero un día Popiełuszko desaparece ante el estupor del pueblo polaco, y pasado un tiempo es encontrado su cuerpo en un lago, víctima de un brutal asesinato. A su funeral, en 1984, acudieron más de medio millón de personas.
La trama se desarrolla sobre el fondo de los extraordinarios acontecimientos que cambiaron la faz de Europa en la década de 1980. Son los años en los que se declara la huelga que dio origen a SOLIDARNOŚĆ, el primer sindicato independiente en Europa del Éste, y que el régimen trató de suprimir con la declaración de la ley marcial. El clima encendido de esos días se reconstruye en numerosas escenas de masas, en las que participan personajes que vivieron realmente esos momentos.
POPIEŁUSZKO es una de las pocas películas que cuenta este importante periodo de la historia contemporánea. La cinta se dirige a un público amplio. En Polonia la vieron más de 1.300.000 espectadores. Su éxito allí se debió a la fuerza de la historia, contada con un lenguaje sencillo, y a su gran emotividad. La preparación del rodaje duró varios años. Durante este periodo, sus creadores recogieron una gran documentación, entre la que se encuentran testimonios directos de personas que conocieron y siguieron a Jerzy. En la escritura del guión, el autor, además de dar consistencia a los acontecimientos históricos, estuvo en constante comunicación con la familia y amigos de Popiełuszko.

No hay comentarios:

Publicar un comentario