23 marzo 2012

WAR HORSE (Caballo de batalla). 2011. Steven Spielberg. Jóvenes. ****.

War horse, película basada en un best-seller, comienza en una pequeña granja familiar en Devon (Inglaterra), donde el joven Al­bert y sus padres apenas logran sobrevivir. Deben dinero y su futuro depende de la pró­xima cosecha: necesitan un caballo de ti­ro que les ayude a arar el suelo duro y pedre­goso. En una subasta, gastan to­dos sus aho­rros en la compra de Joey, un ele­gante ca­ballo poco apto para las tareas del campo. Albert se queda prendado del animal, lo do­ma y logra que tire del arado y realice otras tareas de la granja. Entonces estalla la guerra, la Primera Guerra Mundial... Fila Siete.
La película conjuga defectos y virtudes. Entre los defectos, el primero es su excesiva duración. Por otra parte, la grandiosidad del caballo es excesiva. También resulta inverosímil que todos los personajes, franceses y alemanes, hablen inglés. Las virtudes de la película se refieren a la forma y al fondo. Spielberg rueda magníficamente y consigue imágenes portentosas. Bajo el guión existe un convencimiento antropológico positivo. La mayoría de los personajes hacen gala de humanidad y nobleza. Además, ensalza las relaciones familiares, la capacidad de sacrificio, el heroísmo y una cierta religiosidad. Una buena película. J.O. Pantalla Grande.
Notable adaptación de la novela de Michael Morpurgo, que estaba narrada con talento desde el punto de vista del caballo del título. Steven Spielberg y sus dos guionistas Richard Curtis y Lee Hall han renunciado a intentar trasladar esta óptica a la pantalla, de modo que el film sigue un enfoque más tradicional. Hay mucha cinefilia y maravilloso clasicismo en el film de Spielberg, mucho más logrado que su otro trabajo de 2011, la tarea imposible de llevar Tintín satisfactoriamente a la pantalla grande. Hay momentos maravillosos, que sólo el talento de un gran cineasta sería capaz de pasar satisfactoriamente del papel a la pantalla. DeCine21.

No hay comentarios:

Publicar un comentario