15 junio 2012

KISEKI (2011). Hirokazu Koreeda. Drama. Jóvenes. Estreno. ****

El peligro que tiene un director como Kore-eda es que te mal acostumbra. Ki­se­ki (Milagro) es otra maravilla, esta vez sobre la infancia, las ilusiones, la amistad sin con­diciones. Después de Nadie sabe, Still walking y Air doll, el director nipón ha­ce un retrato entrañable de dos hermanos que buscan el milagro de ver unidos a sus pa­dres que se acaban de separar. Kiseki es una película de ésas que te de­jan sin aliento, que tiene un humor univer­sal, elegante, ingenioso. Ese cine que te hace mejor persona, que te presenta la vi­da como esa fuerza arrolladora de bondad... Y eso es muy difícil. Fila Siete. (4/5)

Hirokazu Kore-eda confirma su talento en esta película, galardonada con los premios al mejor guión y Signis en el Festival de San Sebastián 2011. Se trata de una tragicomedia sencilla y encantadora, narrada desde la inocente perspectiva de los niños protagonistas, pero que afronta con hondura las trágicas consecuencias del divorcio, sobre todo en los hijos, pero también en los cónyuges y abuelos. De todas formas, domina un tono divertido y optimista, que hace que las imaginativas andanzas de los chavales resulten muy entrañables, aunque alarga demasiado la trama... J. J. M. (Pantalla Grande). (7,5/10)


Sorprende la habilidad del director nipón para trabar una historia profundamente emocionante con unos elementos tan sencillos. Sabe pintar a la perfección personajes de tres generaciones, abuelos, padres e hijos, con sus virtudes y defectos, de un modo muy creíble. Destaca el desparpajo de los hermanos, uno más maduro e introspectivo, el otro hiperactivo y aparentemente despreocupado, pero al que también afecta la ruptura familiar. No podemos dejar de citar el emocionante momento en que un matrimonio de ancianos acoge a toda la pandilla de niños, una escena verdaderamente genial. DeCine21. (8/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada